Nuestros Ídolos 2° parte

Hacemos una nueva entrega de Galería de ídolos de nuestro club. Como escribíamos en la parte 1°, muchos coincidirán, otros no tanto y habrá disconformes porque le falta el ídolo de Ellos.

La polémica esta planteada y arrancamos con la 2da entrega, esperamos que nos digan a quienes les gustaría que también incluyéramos.

ROGELIO «EL Negro» CUELLO: Nació  29 de noviembre de 1929, en la Ciudad de Córdoba. Debutó en Talleres el 16 de Abril de 1950 en La Boutique por la segunda fecha del torneo Preparación de LCF, Talleres enfrentó a Universitario en lo que fue el primer partido oficial del delantero. Cuello anotó cuatro de los diez goles de un triunfo que quedó para la historia por la colosal presentación y por el resultado. Actualmente sigue siendo el único jugador de Talleres en haber marcado cuatro goles en su primer partido.

El atacante llegó a préstamo proveniente de 9 de Julio y en sus primeras presentaciones no tuvo la suerte de convertir (jugó dos partidos amistosos ante Boca y Gimnasia de La Plata) pero en la segunda fecha del torneo se presentó por los puntos y justificó el interés de la subcomisión de fútbol en contratarlo. Cuello culminó un gran 1950 (fue campeón del Preparación), jugó 20 partidos y gritó 20 goles que significaron la contratación definitiva del jugador. En 1951 integró el mejor quinteto de ataque de la historia del club: Pinaroli, Cuello, López, Godoy y Gambino. Disputaron 30 encuentros, con 23 triunfos, cinco empates y solo dos derrotas, en donde convirtieron 118 goles. Sus 122 goles en 200 partidos lo convierten en uno de los máximos artilleros de la institución, con el agregado de que 17 fueron frente a Belgrano. Jugó once años y dio seis vueltas olímpicas.

ATILIO «El Toro» WILLINTONG: Nació el 23 de Abril de 1920, en Santa Fé, no solo fue el Padre del Daniel. Fue un centre half (lo que hoy sería un volante central) de gran personalidad y líder dentro de la cancha y también poseía un fuerte y preciso remate que lo convertía en dueño de la pelota en cada tiro libre cercano al arco rival. Llegó a la «T» en 1947, ya con 27 años, después de haberse iniciado en el club La Capital y de un paso por Sportivo Guadalupe, de su Santa Fe natal.

Su presentación fue en barrio Jardín, ante Lanús, en un amistoso que los granates se impusieron 5-4 el 23 de febrero de 1947. Oficialmente, su debut fue para olvidar: ante Belgrano, la tarde en que la «T» perdió 9-4 y en la que «el Toro» se fue expulsado a los 11 minutos del segundo tiempo. Pero el superclásico cordobés le daría numerosas revanchas. Jugó 26 ediciones y, además de anotar dos goles, lo vio festejar en épicas goleadas de los albiazules, como el 7-0 y el 6-1 de 1950, ó los dos 6-2 que le propinaron a los de Alberdi en 1952. Con la entidad de barrio Jardín cumplió una destacada campaña hasta 1954, período en el cual disputó 142 partidos oficiales y anotó 15 goles, además de dar siete vueltas olímpicas: los Oficiales de 1948, 1949, 1951 y 1953 y los Preparación de 1950, 1951 y 1952.

ORFILIO LORENZO PINAROLLI: Nació el 30 de mayo de 1923.  Jugo 155 partidos en 15 torneos diferentes de la LCF, con la particularidad que hizo goles en todos los torneos. Sin ser un goleador nato, termino haciendo 69 goles y fue Campeón en 7 oportunidades.

AMABLE RUBEN «La Saeta Negra» LOPEZ: Nació en Córdoba el 28 de febrero de 1922. “La Saeta Negra” por comparación con el referente futbolístico de la época, Alfredo Di Stéfano (la Saeta Rubia). Tras formarse en el desaparecido Córdoba Central, jugó en Belgrano, Newell´s Old Boys, Tigre y Lanús de donde arribó a Talleres en 1949. Jugó en 1949 (16 partidos, 18 goles), 1950 (23 partidos, 28 goles), 1951 (22 partidos, 12 goles), 1952 (24 partidos, 12 goles), 1953 (9 partidos, 2 goles) y 1954 (14 partidos, 5 goles). Total: 109 partidos, 77 goles.

ANTONIO «LA CABRA» GAMBINO: Nació en Córdoba el 10 de abril de 1923. Procedente de Huracán de barrio La France arribó a la institución en 1944. Jugó en 1944 (26 partidos, 4 goles), 1945 (25 partidos, 12 goles), 1946 (20 partidos, 6 goles), 1949 (15 partidos, 8 goles), 1950 (23 partidos, 11 goles), 1951 (19 partidos, 5 goles), 1952 (23 partidos, 15 goles), 1953 (22 partidos, 4 goles), 1954 (17 partidos, 7 goles), 1955 (17 partidos, 2 goles) y 1956 (2 partidos, 1 gol). Total: 211 partidos, 78 goles. Junto a Orfilio Pinarolli, Carlos Godoy, Amable Rubén López y Rogelio Cuello formaron el mejor quinteto de ataque de todos los tiempos. Juntos jugaron 30 partitos y gritaron 118 goles.

ROBERTO «La Chancha» CORTEZ: Nació el 25 de mayo de 1940 en Córdoba Capital, referente de la década del 60njugó 263 partidos y convirtió 51 goles. Ganó 9 títulos. “La Chancha” Cortez marcó el primer gol en el recordado partido que Talleres le ganó a Instituto en 1969, en la cancha de Belgrano, y dio la vuelta olímpica. En un reconocimiento que le realizo LV 3 en el Programa Juntos, recordó algunos pasajes de su vida en Talleres: “Cuando íbamos llegando me temblaban las piernas, porque yo era hincha de Talleres e iba a la cancha”, revivió.
“Entramos y vino el padre de Daniel Willington, que era el técnico y me dijo: ‘¿Qué pasa con vos, sos tan crack?. Acá todos hablan de vos, ahí adentro te quiero ver’”, recordó. Dijo no saber qué pasó en esa práctica, pero al final “todo el mundo» lo saludaba. “El presidente me dijo: ‘Quiero que jugués el sábado que tenemos un amistoso en Río Tercero, así que nada de trabajo”, relató sobre cómo fue su debut con la albiazul. “En el sesenta salimos campeones, en el 61’ y 62’ bicampeones, y en el 63’ de nuevo campeones”, enumeró. Y destacó: “El único año que salí del club, por problemas de dirigentes, fue en el 62’ y volví en el 63’ porque me fueron a buscar antes que terminara el torneo y salimos campeones”. “Doy gracias a Dios, porque donde estuve, salí campeón”, subrayó.