Talleres se trajo un punto y da batalla por meterse entre los cuatro primeros que jugarán por el título.

Fue 2-2 por la novena fecha de la Zona B de la Copa de la Liga Profesional. Con dos goles en contra de los defensores locales Néstor Breitembruch y Juan Rodríguez de Defensa.

En una semana carga de partidos Talleres le ganó hace una semana a Independiente, se logró el miércoles por penales ante Vélez la clasificación para los octavos de final de la Copa Argentina y ayer se sacó adelante un partido complicado que además, se jugó en una cancha pesada y con mucha agua acumulada por debajo del verde césped. Con 13 puntos, Talleres está quinto en la zona B de la Copa de la Liga Profesional y da batalla por meterse entre los cuatro primeros que jugarán por el título.

Faltaron presión y juego. Pero jamás se renunció a la posesión de la pelota. A “Fede” Navarro y a Méndez les tomó mucho más tiempo de lo habitual hacer pie en la media cancha y tampoco la defensa achicó a espaldas de los volantes como lo había hecho ante Vélez.

Debieron reacomodarse Navarro y Méndez en el medio para que en los últimos 10 minutos, Talleres pudiera equilibrar y asistir a los tres movedizos delanteros albiazules. El gol en contra de Breitembruch a los 42 minutos de la primera etapa tras una gran corrida y centro de Valoyes por la derecha mantuvo a la “T” en partido.