Nuestros Ídolos 1°era parte

Ídolo:  Significado extraída del diccionario: Figura o imagen que representa a un ser sobrenatural y al que se adora y se rinde culto como si fuera la divinidad misma. Persona o cosa por la que se siente un amor o admiración excesivos.

En nuestro Amado Club esa acepción la tienen pocos, he te aquí que dejamos la polémica abierta si están bien ubicados o si faltan algunos.

Les dejamos una lista de los que pensamos que ocupan ese lugar:

AMADEO JOSÉ NUECETELLI: nació en la Ciudad de Leones Provincia de Córdoba un 9 de Julio de 1930. bajo su conducción se obtuvieron logros y reconocimientos no solo nacionales si no internacionales. Lejos fue, es y será el mejor PRESIDENTE DE LA HISTORIA. Por todo lo que dejo, por todo lo que hizo reviste esta categoría de Ídolo. Fue Presidente entre los años 1973 a 1987. Ingreso al club con una inmensa fortuna, se fue con un cospel prestado de uno de los empleados del club a su casa. Así fue su Amor por su Talleres…

DANIEL ALBERTO WILLINGTON: Nacío un 1 de Septiembre de 1942 en Santa Fé, algunos de sus apodos El Cordobés, Daniel de los Estadios, El famoso cordobés, El Daniel de la gente, El loco. Un 7 de junio de 1959 Daniel Alberto Willington debutó oficialmente con la camiseta albiazul.

Por la última fecha del Preparación 59′ Talleres recibió a Huracán de La France en La Boutique. A Willington con apenas 16 años le tocó formar parte de un quinteto de ataque plagado de figuras: Narciso Contreras, “el Daniel”, “la Wanora” Romero, Rogelio Cuello y Humberto Taborda.

Talleres ganó 5 a 2 y los medios dieron nota de la presentación de Willington. “Cumplió una labor que se valoriza doblemente por su debut en el equipo superior. Tiene aptitudes (…) es una firme promesa…”, destacó La Voz del Interior. Tras un exitoso paso por el club de Liniers regresó a Talleres en 1973 cuando Amadeo Nuccetelli desde afuera comenzó a armar la era dorada de la institución. Fue clave en los Nacionales de 1974 y 1975 donde se destacó junto a innumerables figuras. Jugó hasta 1978 donde totalizó 168 partidos, 66 goles y 17 títulos.

MIGUEL ANTONIO «WANORA» ROMERO: Nació un 19 de Julio de 1934 y se nos fue 1 de enero de 2017. 1955 el máximo goleador de nuestra historia lució por primera vez el azul y blanco de Talleres. Fue en un cuadrangular amistoso en conmemoración a las bodas de oro de Belgrano. Talleres enfrentó a los de Alta Córdoba en donde Romero hizo su presentación en la primera. La Wanora (hace referencia a una vieja máquina de tejer) ingresó por Sergio Avedano y a los 29 del complemento marcó el 3 a 1 definitivo. Miguel Antonio Romero después de 163 goles en nuestro Club quedó inmortalizado como La Wanora. Además de ser el máximo goleador de nuestra historia es el máximo golero en los clásicos. Su rival preferido fue Belgrano: 19 goles en 28 partidos.

JOSÉ DANIEL VALENCIA: Nació un  3 de octubre de 1955 en San Salvador de Jujuy.  Valencia, fue la figura estelar de un equipo que fue reconocido a nivel nacional e internacional, logrando el primer subcampeonato del Club en 1977, tras dos empates que condenarían al equipo cordobés al segundo puesto tras una excelente campaña, puesto que en ese entonces el gol de visitante tenía validez. Además de un exitoso paso futbolístico, Valencia es muy valorado por su sentido de pertenencia al Club, siendo uno de los pocos jugadores que vistió la misma camiseta durante más de 12 años, con anécdotas memorables donde – por ejemplo – rechazaría una oferta del Real Madrid para poder seguir jugando en Talleres de Córdoba. En el año 1986 pasó al fútbol ecuatoriano, más precisamente a LDU de Quito, donde jugó 26 partidos y marcó un gol, pero solo se quedó 1 año, luego volvió a Talleres para jugar dos temporadas más. Campeón Mundial en 1978, también jugo el Mundila de 1982 en España.

LUIS ANTONIO LUDUEÑA: Nació un 21 de febrero de 1954. Se inició en la práctica formal de fútbol en el club San Lorenzo de Cba. A mediados de 1973 lo adquiere Talleres en una cifra récord de 15 millones de pesos. Angel Amadeo Labruna lo llevó a primera división, y en 1975 Adolfo Pedernera  lo confirma como titular en el primer equipo. Se destacó en el plantel albiazul en 1976, jugando el Nacional de ese año (donde es recordado por haber convertido el gol del triunfo ante Argentinos Jros. en el debut de Diego Maradona​) y realizando un gira en África. Jugó en Talleres 10 años, completando un total de 340 partidos con 113 goles. cuando finalizaba el año 1979, es convocado nuevamente por Menotti para disputar el certamen preolímpico de Colombia donde fue campeón, junto a otros 6 jugadores de Talleres: Quiroga, Ocaño, Binello, Astudillo, Bocanelli y Hoyos. Fue un futbolista de una clase extraordinaria, fiel exponente del potrero cordobés y símbolo de un Talleres de colección.

La “T” llegó a Zaire (hoy República Democrática del Congo) donde jugó un torneo junto a Temperley, la selección local y dos equipos más, el Itama y el Vita.

Cuando el plantel se aprestaba a regresar en el aeropuerto de Kinshasa, Ntukani Nzuzi Musenda, jefe de deportes del diario Elima, pidió hablar con Luis Ludueña. Traductor de por medio, el periodista africano imploró: “Dígale al hombre de los cabellos negros y largos que él es el Dios del Fútbol, que nos ha deslumbrado tanto como Pelé. Dígale, le repito, que él es el Dios del Fútbol”. Ludueña era un volante con llegada, un abonado al gol. Fue el símbolo de un tiempo inolvidable, de un Talleres de colección

LUIS ADOLFO GALVAN: Nació un 24 de febrero de 1948 en Santiago del Estero, Surgió del Club Atlético Independiente de Fernández de la localidad homónima de la provincia de Sgo. del Estero, y comenzó su carrera profesional en 1970 en Talleres, club en el que se desempeñó la mayoría de su carrera profesional. Ayudó a Talleres a lograr un segundo puesto (1977) y un cuarto puesto (1976, 1978) en los Torneos nacionales, y un Tercer Puesto (1980) en el Campeonato Metropolitano, además de ganar numerosos torneos de la Liga Cordobesa.

Galván jugó su primer partido internacional, para la Selección Argentina  en 1975.

La máxima consagración de su carrera llegó en 1978, cuando fue seleccionado por el entrenador  Cesar Luis Menotti, para representar a la selección argentina, en la Copa Mundial de 1978, donde se consagra campeón, y logra una calificación de 10 puntos, siendo el 1er jugador en lograr ese puntaje en una final mundial. Galván también fue seleccionado para jugar en España 82, tanto en el 78 como en el m82 jugó todos los partidos de titular. Se retiró del ámbito internacional un año más tarde en 1983, a la edad de 35 años. Galván cumplió un total de 34 apariciones para la Argentina.

MIGUEL ANGEL OVIEDO: Nació un 12 de octubre de 1950 en la Ciudad de Córdoba. En 1974 fue adquirido por Talleres, donde jugaría por los próximos ocho años. Por su gran juego y capacidades fue convocado para integrar el plantel de la Selección Argentina para el Mundial 78​ junto a sus compañeros de equipo Galván y Valencia​ Jugó en Talleres hasta 1987, siendo el jugador con más partidos jugados para Talleres en Primera División.

MARIO EDUARDO BEVILAQUA: Nació 31 de octubre de 1963, en Santiago del Estero, Capital. Mario se inició en Mitre y también pasó fugazmente por Sarmiento de la Banda.​ Llegó a Talleres con 18 años en 1983. El juvenil llegó al Club a prueba (lo recomendó Luis Galvan) y rápidamente se metió en la consideración del técnico. A los pocos días, Talleres salió al césped del viejo Chateau a disputar la primera fecha del Nacional con el pibe dentro del once inicial; debutó y marcó uno de los cinco goles (foto su 1er festejo) de la victoria de Talleres frente a Estudiantes de Rio IV. Al año siguiente una escoriosis en la columna lo tuvo al borde de abandonar el fútbol por lo que el jugador supo contar que dejó todo en manos de Dios. Aquel fue un gran año para Bevilacqua y para Talleres. El Club fue semifinalista del Nacional, y con sus 13 goles el juvenil pasó a ser apodado “El Pastor” y se metió en la historia grande de la institución. Disputó un total de 269 partidos oficiales y convirtió 75 goles que lo convierten en el máximo goleador de la institución en los torneos organizados por la AFA.

DIEGO HECTOR GARAY: Nació 1 de febrero de 1975, en San Francisco Provincia de Córdoba. Garay fue transferido a Talleres que militaba en la Primera B Nacional desde NOB. En 1998, Talleres consiguió el ascenso y Garay fue pieza fundamental del equipo anotando 9 goles. De esta manera, Garay se convirtió en un jugador prometedor así como un ídolo del equipo.  Garay fue transferido en 1999 al Racing Estrasburgo que entonces militaba en la Ligue 1 de Francia. Garay regresó a Talleres para el año 2001, con el qué militó hasta 2003. Jugo 173 partidos consiguió 37 goles, uno de los mas recordado el que le convirtió a Belgrano en el clásico cuando hizo pasar de largo a Avalos y la clavo en el ángulo (foto del remate) .

JOSE ALFREDO «CACHI» ZELAYA: Nació el 6 de Diciembre de 1968 en Tucumán. Llegó a Talleres desde San Martín de Tucumán, donde había sido figura, y en la «T» confirmó su condición. Su recuerdo en el club está asociado al día que le anotó tres goles a Belgrano en un rotundo 5-0. Además, con este equipo logró el ascenso a Primera División en el año 1998 frente al mismo rival. El gol del 1-0 en el partido de ida de la final, fue anotado por el «Cachi». En una oportunidad, jugando para el «albiazul», llegó a anotarle 5 tantos a Huracán de Corrientes en la victoria 6-0 el 13 de diciembre de 1997. Este partido quedó como la máxima goleada de Talleres en un partido de Primera B nacional. Tuvo dos paso por el Matador 1996-1998 y 2001. Jugó 135 partidos oficiales y marcó 51 goles.

MARIO EDUARDO CUENCA: Nació 6 de marzo de 1975, en el Campillo Provincia de Córdoba. Cuenca comenzó su carrera con Talleres en 1995. Era parte del equipo que ganó la Primera B Nacional en la Temporada 1997/98 ganando el ascenso directo a la Primera División. En el año 1999 con el equipo de Talleres ganó la Copa Conmebol, el único título internacional en la historia del club. Jugo 1996-2002 y 2005-2006, un total de 240 partidos y 8 goles, de allí su apodo SUPER MARIO.