Marcos Díaz: “Estoy en un 90 por ciento recuperado”

El arquero de Talleres se recupera de una lesión y se ilusiona con poder estar el domingo ante el Sabalero. Su mirada sobre la “T” y su futuro. Por JAVIER FLORES Mundo D

Desde que Marcos Díaz se lesionó contra Atlético Tucumán pasaron casi tres semanas.

Que sí, que no; que juega, que no juega Díaz. Así vivió la última quincena. ¿Será la vencida el decisorio partido del próximo domingo contra Colón, en Santa Fe, y volverá en lugar de Joaquín Blázquez, quien lo reemplazó en las dos últimas fechas?

En una entrevista con Mundo D, Díaz dio su parecer. “Estoy en un 90 por ciento recuperado. El lunes estuvimos exigiendo la pierna bastante y terminó muy cargada. Y bueno… el técnico decidió no arriesgar contra Banfield. Me pareció bien porque había que pensar en lo que se venía si le ganábamos. Ahora lo vamos a ir llevando de a poco, para ver si puedo llegar bien al domingo, con la pierna más relajada”

¿Por qué demora tanto superar la lesión?

Porque me apareció una distensión abajo de donde tenía el desgarro. Era lo que más me venía molestando. La descubrimos el domingo pasado haciendo estudios y por eso se atrasó la recuperación. Del desgarro no me llevó tanto tiempo restablecerme.

¿Y de la otra lesión cómo estás ahora?

En estos días que vengo probando no siento molestias, pero mañana (por hoy) y el sábado vamos a exigirnos un poco más y veremos. Esto es probar día a día. Soy el primero que quiere jugar contra Colón, pero si el técnico (por Alexander Medina) no ve al ciento por ciento a un jugador, no lo pone. Y está bien porque se trata también de respetar al compañero que está en plenitud. Estamos ante un partido definitorio en el que no hay que regalar nada. Si no juego, seguiré recuperándome para jugar el próximo partido.

Se te nota muy optimista, porque si hay otro partido ya será la final.

Soy optimista porque estamos muy bien. Nos tenemos mucha fe y vamos mentalizados de que haremos todo para estar en la final.

Banfield va a jugar contra San Lorenzo, que está afuera de la lucha por el título. Es una circunstancia que despierta suspicacias.

Sabemos que también dependemos de que empate o pierda Banfield, pero primero tenemos que enfocarnos en ganarle a Colón. No podemos estar pensando en una final cuando nos queda superar a un equipo tan complicado. Y en cuanto a lo otro, no creo que un jugador o un equipo quiera salir a perder. No creo en eso. Todo jugador tiene que respetar al club que le da trabajo. Perder siempre es lo peor para cualquier futbolista.

Vos jugaste en Colón, aunque hace algunos años. ¿Con qué equipo se encontrará Talleres?

Con un equipo duro, complicado, que se cierra bien atrás y con mucha gente que sale rápido a través de (Tomás) Chancalay y que tiene intratable al “Pulga” (Luis Miguel Rodríguez). Vamos a tener que jugar con paciencia. Contra Colón cometes medio error y lo pagas caro. A Eduardo (Domínguez, el DT sabalero) lo conozco bien porque fui su compañero en Colón y también a su cuerpo técnico, que me dirigió en Huracán.

¿Qué trabajos específicos estás haciendo con Leo Torrico (entrenador de arqueros albiazul) para que puedas llegar en condiciones?

Con “Torri”, los cinco arqueros (por Mauricio Caranta, Blázquez, Franco Fragueda, Guido Herrera y él) estamos haciendo un trabajo bien programado, de menos a más, junto al cuerpo médico y el kinesiólogo. Él es un loco del trabajo como yo. Nos tienen que poner un freno. Nos gusta trabajar mucho y meterle.

-¿Cómo lo notaste a Joaquín Blázquez en estos dos partidos?

-Muy bien, muy bien, muy tranquilo y con mucha personalidad. Aprendiendo mucho. Hablamos bastante durante la semana y después de los partidos. Uno trata de ayudarlo y de enseñarle porque está solo acá en Córdoba. Tiene un gran futuro. El otro día le tenía muchísima fe para atajar el penal, pero bueno… el arquero tiene que tomar decisiones en décimas de segundo y no se le dio.

-¿Cuáles son las principales virtudes de este equipo?

-Este grupo tiene, sobre todo, una gran unión. Y es un equipo que mete una intensidad tremenda, tanto en los partidos como en los entrenamientos. Es la línea que baja el técnico. Pese a tener un plantel muy joven, la actitud y la personalidad del equipo es impresionante. Nadie daba un peso por este Talleres antes de empezar el torneo. Y hoy se ganó el respeto enorme del fútbol argentino.

-Escenario optimista: Talleres llega a la final. ¿Está para ser campeón?

-Vamos a ganarle primero a Colón y después a prepararnos para el partido que viene y de acuerdo al rival que nos toque. Nos hemos mentalizado siempre para ir partido a partido.

-¿Y si no llegan?

-Quedará muchísimo positivo por rescatar. Este era, antes de su inicio, sólo un torneo de transición para Talleres y que debía servir para preparar una temporada muy intensa, con la Copa Sudamericana. Y la verdad es que el equipo creció tanto que comenzó a ver el día a día de otra manera. Y llegó a donde está ahora, expectante por jugar una final.

Tienes mucha competencia por el puesto. ¿Siguen intactas tus ganas de seguir en la “T”?

Tengo contrato hasta diciembre y sigo pensando lo mismo que cuando vine. Llegué para competir y para ganarme el puesto, darle motivos al técnico, en el día a día, para que confíe en mí o elija a otro compañero. La competencia es lo que a uno lo lleva a crecer y exigirse, a no relajarse.